BRASIL PAÍS DE CULTURA.

Por error el explorador portugués Pedro Alvares Cabral desembarcó, en el año 1500, en lo que hoy es el estado de Bahía, en la costa de Brasil, nombró al territorio recién descubierto Ilha de Vera Cruz (Isla de la Vera Cruz),  pensó erróneamente que había desembarcado en una isla. Poco después, el navegante italiano Américo Vespucio partió hacia Brasil en un viaje encargado por la monarquía portuguesa, y regresó con un cargamento de madera dura y rojiza. Como resultado en nombre del Pais Brazil viene de la madera PAU BRASIL.
Brasil es el quinto país más grande del mundo, tanto en área geográfica como en población. También es una de las naciones con más diversidad geográfica y cultural del planeta, una tierra de contrastes debido la mescla racial.

Brasil se divide en cinco regiones: Norte, Nordeste, Centro Oeste, Sudeste y Sur. De estas regiones, el Nordeste tiene la mayor proporción de personas de ascendencia africana, en el sur y el sudeste viven la mayoría de los brasileños de ascendencia europea y japonesa, mientras que los pueblos indígenas de Brasil se encuentran principalmente en el Norte y Centro-Oeste.
Existe una fuerte descompensación socio económica en el país debido a mal repartición de las riquezas desde los tiempo colonial.

arte    CELEBRACIONES    IDIOMA

religion    costumbres    cocina

El idioma

Casi el noventa y nueve por ciento de la población brasileña habla portugués, una lengua románica perteneciente a la familia indoeuropea de idiomas. El portugués fue introducido inicialmente en Brasil a principios de 1500. Antes de la llegada de los portugueses, los indígenas hablaban lenguas pertenecientes a un mínimo de cuatro familias lingüísticas: Arahuaca, Ge, Caribes y tupí-guaraní. Como el tupi-guaraní era la lengua que hablaban los indios de la costa y la primera en entrar en amplio contacto con los portugueses sirvió como base para la lingua geral, un lenguaje desarrollado por los jesuitas para su trabajo misionero con la población indígena.

idioma

La lengua portuguesa hablada por los brasileños difiere un poco del portugués hablado en Portugal -la gramática, el vocabulario y la pronunciación son un poco diferentes. En el portugués brasileño se encuentran una serie de palabras indígenas que se han añadido a la lengua, en particular los nombres de las plantas nativas, animales y lugares, unos términos que no existen en el país de Portugal. La inmensa mayoría de los brasileños son monolingües en portugués, pero hay muchos ciudadanos ricos y de clase media que han estudiado activamente otros idiomas, sobre todo el inglés, aunque también el español, el francés y el alemán. Los habitantes de Brasil están muy orgullosos de su patrimonio lingüístico y les ofende que muchos extranjeros, sobre todo los de Estados Unidos y Canadá, crean que hablan español.

La religión

 

El catolicismo romano es la fé religiosa predominante en Brasil y, aunque el porcentaje de brasileños que se identifican como católicos ha disminuido en los últimos años (de 95 por ciento en 1950 a 73 por ciento hoy en día), Brasil sigue siendo el mayor país católico del mundo.

religion
En Brasil existe la separación de Iglesia y Estado y la Constitución de 1988 otorga a todos los ciudadanos libertad de creencias y de expresión religiosa. Sin embargo existe una relación muy estrecha entre la Iglesia Católica y el Estado, como la ha habido durante la mayor parte de la historia del país. Las principales fiestas católicas son también días festivos en Brasil y las inauguraciones de los edificios públicos y oficiales siempre están presididas por un sacerdote (o por un obispo). Además, las instalaciones relacionadas con la iglesia para el bienestar y la educación, tales como los seminarios religiosos, reciben ayuda financiera del gobierno federal.
El catolicismo practicado por los brasileños varía un poco según sea su entorno, urbano o rural. El “Catolicismo popular“, que incluye las creencias y prácticas que no se observan en las ciudades, lo practican las personas en el interior rural del país. Tal catolicismo popular sobrevive en los centros de peregrinación en las tierras del interior que atraen a miles de brasileños, a menudo desde grandes distancias. Los fieles se comprometen a hacer una peregrinación en honor al santo o santa que haya concedido su petición (por lo general una curación física).
Aunque que el catolicismo es, con mucho, la religión predominante en Brasil , también hay otras religiones practicadas por una minoría de la población. El protestantismo, por ejemplo, especialmente la variedad fundamentalista, se está haciendo cada vez más popular. Las iglesias pentecostales han gozado de gran éxito en los últimos años. En lo que a menudo son servicios altamente emocionales, los creyentes testifican haber recibido la inspiración del Espíritu Santo, hablan en lenguas, y realizan curaciones. Mediante el uso de la radio y la televisión, se dirigen a los pobres y predican la auto superación a través de la iniciativa individual. Una secta relativamente nueva, la Igreja universal (Iglesia Universal), fundada en Río de Janeiro a finales de 1970, ahora cuenta con iglesias en todo Brasil y por el mundo.
Todavía existen muchas religiones indígenas en Brasil . El Candomblé, una religión de matriz africana, donde las deidades se invocan a través de la posesión espiritual de los iniciados en el culto. Muchos cristianos brasileños creen que el candomblé es “la obra del diablo”, pero a pesar de las redadas policiales y la discriminación social en los últimos años, el candomblé se ha mantenido, e incluso florecido, como un símbolo vibrante de la identidad cultural afro brasileña.

Costumbres y etiqueta

La diferencia de sus homólogos en Norteamérica, los brasileños tienen menos sentido del espacio personal y no les molesta estar embutidos entre mucha gente en lugares públicos. Se sabe que la población brasileña se expresa físicamente y transmite sus sentimientos a través del tacto en lugar de las palabras. Algunos extranjeros podrían malinterpretar esta forma de expresión, como si fuera algo de naturaleza sexual, sin embargo los brasileños equiparan el contacto con la amistad y con la muestra de afecto. Las mujeres suelen tocar más que los hombres y pueden saludar a los demás con besos en ambas mejillas y los hombres también se saludan con abrazos y palmadas en la espalda. La informalidad de este tipo de expresión se extiende también a la conversación. Los brasileños se dirigen los profesores, médicos, sacerdotes y otros profesionales.

costumbres costumbres2

Las expresiones varían en Brasil según la posición social de la persona. Por ejemplo, un sirviente por lo general le dará la bienvenida a su patrón con un apretón de manos blando, con los ojos bajos y la cabeza ligeramente arqueadas. Los titulados universitarios (e incluso aquellos que tan sólo lo parezcan) se les reconocen comúnmente como “doctor”, tengan o no la titulación universitaria.

Los brasileños son menos reticentes con respecto a su cuerpo y la desnudez que la mayoría de las personas de otras culturas. Prueba de ello puede verse en la celebración anual del Carnaval, donde los artistas se visten con trajes escasos que consisten en poco más que un jirón de tela y algunas plumas, y los diminutos bikinis, llamados “hilo dental” (fio dental) en el argot de Brasil, que las mujeres de cualquier figura, tamaño y edad usan en las playas públicas de Brasil.

 costumbres3

Las Artes y Humanidades

Brasil tiene una tradición literaria honrosa y rica y varios de sus escritores han alcanzado notoriedad internacional, como Jorge Amado, el autor contemporáneo más conocido de Brasil. Las novelas de Amado han sido traducidas a más de 50 idiomas y sus escritos evocan vivamente los placeres sensuales y modernos de Brasil, en particular los de su Bahía natal que el escenario de la mayoría de su obra.

Brasil, además tiene una tradición de literatura popular, aunque se conozca muy poco en el extranjero. Este tipo de literatura, conocida como literatura de cordel, que tiene su origen en la costumbre de exhibir folletos de versos colgándolos de una cuerda fina o cordel; son unos versos rimados todavía populares en el interior del Nordeste. En las regiones donde es más alta la tasa de analfabetismo del país, estos versículos difunden noticias y perpetúan las tradiciones culturales. El cantante de cordel, que viaja de ciudad en ciudad realizando sus versos con el acompañamiento de una guitarra o un acordeón, escribe los versos, compone la melodía, imprime las letras en un folleto-que también vende-e incluso puede ilustrar el trabajo con su propios grabados en madera o bocetos.
La música de Brasil no está considerada simplemente como entretenimiento si no que ha sido llamada la “banda sonora de la vida nacional.” Brasil es famoso por dar al mundo la “samba” y “bossa nova” y la energía de su música acumula la influencia de los muchos elementos culturales del país.

 arte

La cocina

En todo Brasil hay tres alimentos principales que, hasta cierto punto, representan el núcleo de la dieta de la población: arroz, frijoles y mandioca. La mandioca es un cultivo de raíz que se sirve de dos maneras en Brasil. Se puede consumir en forma de harina, fariña de mandioca, rociada sobre el arroz y los frijoles, o como farofa de mandioca, harina salteada en aceite con huevos, cebolla, aceitunas o varios otros ingredientes. Estos tres alimentos básicos se complementan a menudo con la carne, ya sea de cerdo o carne de res, aves de corral, o pescado. Sin embargo, la frecuencia en la que la carne se consume en Brasil está estrechamente ligada a la situación económica de la familia. Mientras que los brasileños de clase media y acomodada pueden comer carne casi a diario, las familias más pobres, asentadas en los medios rurales sólo pueden permitirse estas fuentes de proteínas de vez en cuando.

 

En algunas de las ciudades más grandes de Brasil, la comida relajada del mediodía está siendo gradualmente reemplazada por los “lanches” (anglicismo de “lunch”). Los lanches son más pequeños que la comida tradicional, por lo general se sirve en los restaurantes, en aquellos que ofrecen comidas estilo buffet y en los establecimientos de comida rápida como McDonald’s con sede en Estados Unidos. Las personas más pobres y las familias que viven en las zonas urbanas suelen comer en casa, o tomar un aperitivo en uno de los muchos puestos de comida situados en las esquinas y plazas de las ciudades.
La feijoada y la caipirinha se destacan entre  la variedad de platos de este maravilloso país.

 cocina1cocina2

Fiestas, celebraciones y deportes

Brasil Copa Mundial de Fútbol esla celebración más importante de Brasil es el Carnaval, un festival de renombre internacional celebrado antes de la Cuaresma y conocido por sus animadas fiestas y peculiares personajes. El Carnaval son cuatro días de todo tipo de fiestas, que se caracteriza por los desfiles diarios de bailarines y músicos disfrazados, por los encuentros formales, los artistas callejeros y los concursos musicales. Todas las realidades mundanas de la vida se dejan a un lado cuando comienza el Carnaval. Mediante el uso de un disfraz, conocido como “fantasia” en portugués, cada brasileño, rico o pobre, se pueden convertir en la persona que desee ser durante los días del Carnaval. La división entre los ricos y los pobres desaparece y todos los elementos opuestos de la sociedad brasileña se armonizan para formar una vertiginosa celebración de colorido y música.

fiesta5 fiesta6

Aparte de la vertiginosa celebración del Carnaval (que tiene un trasfondo religioso), Brasil también celebra una serie de fiestas y festividades seculares, muchas de ellas también de origen religioso establecidas antes de la promulgación de la Constitución de Brasil en 1988. Uno de estos días de fiesta es la fiesta de los Reyes Magos, observada el 6 de enero. En este día, los niños caminan de casa en casa, cantando canciones y pidiendo pequeños regalos y comestibles dulces. Aunque esta tradición se está extinguiendo poco a poco en las zonas más urbanizadas del país, aún se considera una fiesta importante en el interior rural.

fiesta4

Durante el mes de junio se celebran una serie de fiestas populares conocidas como las Festas Juninas(Fiestas de Junio). Estas fiestas, con origen en la convención católica, son las fiestas de San Antonio (el 13 de junio), San Juan (el 24 de junio) y San Pedro (el 29 de junio). Se celebran con enormes hogueras públicas, comidas y juegos tradicionales, bailes y fiestas para los niños.
El 7 de septiembre de cada año, los brasileños celebran su independencia de Portugal, que se produjo en esa fecha en 1822, cuando Pedro I, el príncipe heredero, declaró la independencia de Brasil de la madre patria colonial. Otro día de fiesta pública y legal es la Fiesta de Nossa Senhora, patrona de Brasil, que tiene lugar el 12 de octubre; y la Proclamación de la República, que celebra la desaparición del Imperio de Brasil, se celebra el 15 de noviembre.

Como país cristiano, Brasil celebra la Navidad y el Domingo de Pascua, y en el último día del año, el 31 de diciembre, Nochevieja, miles de seguidores de las religiones indígenas y afro-brasileñas se dirigen a las playas de Brasil para rendir homenaje a Yemanjá, la diosa del mar.

En Brasil se juegan muchos deportes, como el béisbol y el baloncesto, pero ninguno se puede comparar en popularidad al deporte nacional, el fútbol de Brasil. Los brasileños son fanáticos cuando se trata del fútbol, y algunos de los equipos jugadores mejores del mundo son de Brasil. Durante la Copa Mundial de Fútbol, que se realiza cada cuatro años, la nación esencialmente se apaga, y el delirio en las calles es casi palpable. Banderas brasileñas están en alto y todo el país se viste con los colores nacionales de amarillo y verde, mientras jalean a sus jugadores favoritos, sus héroes nacionales, para que regresen con la Copa a Brasil.

deportes fiesta fiesta2 fiesta3

Manifestaciones culturales

Tienen un origen relativamente reciente y son el resultado del encuentro de tradiciones culturales diferentes, principalmente de influencias europeas, africanas y nativas. La herencia africana, transmitida por los esclavos que llegaron en la época de la colonia, es sin duda el aporte que aporta la singularidad a los bailes típicos de Brasil. La riqueza rítmica, los colores llamativos y la expresión de lo fantástico son el carácter distintivo de la danza brasilera. La iglesia Católica también desempeñó un papel importante en el proceso de formación del folclore brasilero, introduciendo danzas en los cortejos.

La mezcla de culturas es la responsable de la variedad de danzas representativas que tiene el territorio brasilero, es por ello que a esta lista aún hay que agregar otros estilos, como la Congada traída por los esclavos del Congo, el Reisado que es popular en el nordeste del país, el fuerte ritmo del Cabaçais do Cariri y el Torém, que constituye la herencia de los indios tremembés.

La lista continúa estando incompleta: el Coco, Pau da bandeira, Maneiro pau en el estado de Ceará, Afoxé, Frevo, Samba de roda y Caninha Verde también forman parte del folclore brasilero.

Maculelê:

maculele

Esta danza pertenece al folclore del estado de Bahía y representa la lucha entre hombres, provistos de bastón y machete, con movimientos marcados por el ritmo musical. Tradicionalmente se forma una roda de personas, cada una llevando un par de Grimas, unos bastones largos que chocan entre sí de forma rítmica. Los canticos de Maculele desprenden mucha energía junto con el sonido del atabaque.

Unos de los principales impulsores del maculele en Brasil ha sido el mestre Popo de Santo Amaro da Purificación.

 

Maracatu

Esta danza nació en Recife como un cortejo para alabar a Nossa Senhora dos Negros. Los grupos eran precedidos por estandartes representando figuras de animales, ligadas al origen totémico de las tribus africanas, en particular de Sudán. En el estado de Ceará, el maracatú es el baile que marca el paso en los desfiles de Carnaval.

 

Samba

La samba es la danza más representativa y reconocida de Brasil, gracias a la popularidad del desfile del carnaval carioca. Como danza, tiene sus orígenes posiblemente en Angola o en el Congo y fue introducida a Brasil por los esclavos. Inicialmente la bailaban por la noche, luego de día de como labor en las haciendas. La samba se difundió primero en Maranhão y en Bahía, y llegó a Rio de Janeiro a fines del siglo XIX. Por entonces era una danza coreográfica con movimientos marcados por el sonido armónico, fuerte y alegre de la percusión, y con el tiempo comenzó a tener el ritmo estilizado que se conoce hoy.

 

Bumba meu boi

bumba

Es una danza típica en todo el territorio brasilero y el elemento folclórico más importante de Maranhao. Es un elemento popular, ligado a la vida del campo, con variaciones en la música, el ritmo y la indumentaria, según la región. En sus orígenes el baile representaba la muerte y la resurrección de un buey, un mito muy popular y conocido en Brasil.

 

Candomblé

En el marco de una ceremonia religiosa de origen Bantu, los dioses Orixás son alabados con danzas representativas de sus mitos e historias. Estas danzas rituales tienen su origen en las tribus africanas, pero en Brasil se mezcla con elementos del catolicismo. El baile se acompaña con cuatro instrumentos principales el Ogan, y un tambor agudo conocido como Lé, el Rumpi y el Rum, tambor medio y tambor grave respectivamente.

 

Fandango

Este baile fue introducido en todo el territorio brasilero y con el tiempo se adaptó a los gustos y las características de cada región. Es particularmente popular en los estados del nordeste y del sur. La estética y la elegancia son los elementos distintivos de esta danza con un impactante efecto escénico y diversidad de coreografías locales.

 

Carimbó

Es la danza típica del estado de Pará. Hombres y mujeres forman un círculo para bailar al ritmo de los tambores. Su nombre proviene del principal instrumento que se utiliza, un tambor hecho con un tronco ahuecado y piel de venado bien tensa que se golpea con las manos.

 

Caboclinho

Es una de las danzas más populares del nordeste, con partes coreográficas conocidas como “manobras”, que exigen habilidad y mucha agilidad. Es una danza de mímicas que simulan luchas guerreras, rituales de caza y los trabajos agrícolas de los indígenas. La danza está bien presente en las capitales nordestinas y también tiene popularidad en el interior del territorio brasilero.

 

Maxixe

En sus orígenes era una danza extremadamente sensual, repudiada por la burguesía de la época. Posteriormente los salones burgueses la aceptaron, haciendo algunas modificaciones discretas del ritmo. El primer compositor en estilizar el baile fue el pianista Ernesto Nazareth. Como danza, el maxixe murió en la década de 1930, pero sus ritmos persisten mezclados con algunas sambas.

 

Xaxado

Es una danza típica del sertao brasilero. Tiene un nombre onomatopéyico: “xá, xá, xá” es el sonido de las alpargatas de los cangaceiros cuando hacen su baile rápido y vigoroso, golpeando el suelo con el pie derecho e izquierdo alternativamente. Usualmente se acompaña este baile con el sonido de la viola. Actualmente el acordeón, el bombo y el triángulo también acompañan al xaxado.