Crónica Fiu de Sombra

Unos días después del evento, tengo la sensación que una brisa marina ha pasado, una brisa muy suave que no pesa, con olor de intenso, de unión, de consciencia y mucha harmonía. Se acaban los adjetivos para describir esta sensación que te deja con un sentimiento de felicidad y tranquilidad, sabiendo que se está tomando la dirección correcta.

Viernes 13, 06:00 PM llegada a la Banzo, toda la familia trabajando, limpiando, se respira el aire venerado con Palosanto, el olor de los grandes acontecimientos, el Mestre afinando la batería, el ritual ha empezado. Poco a poco va llegando más gente, las meninas de Cordao, que no perdonan evento que se haga en la ciudad, siempre llegan para compartir su Axé. Al poco va llegando más gente, de Ibiza, Tenerife, Gran Canarias y Paris. Estamos todos.

Berra Boi entona Angola, ahora si! Empezó, la batería harmoniosa acompaña al instrumento de conexión que conduce la roda. “Chama Eu, chama Eu, chama eu!!” Los juegos empiezan, todo fluye en “jogo di dentro”, las conversas se van inventado una detrás de la otra, todos dialogan, no importa donde seas, sólo que estás aqui, el coro responde, el círculo se cierra, la energía se crea y fluye en forma de toroide hacia arriba, va tomando diferentes formas, se va desplazando en gestos, movimientos, tonos, chamadas, miradas y cánticos que narran lo que está aconteciendo.

Van llegando Mestres y alumnos que sintieron la llamada de la capoeira, el olor que tiene “dende”, la caldera está hirviendo, los capoeiristas sienten y llegan na Senzala para aportar su palabra, su juego, para aportar con ellos mismos.

Poco a poco el toroide se diluye y queda repartido en el cuerpo de todos, sonrisas, llantos, miradas de complicidad y mucha alegría. La fiesta sigue!

Sábado 14, 11:30 AM Aula Matutina, Capoeira para desayunar. Buenísimo calentamiento para introducir el día, movimientos de tierra, quien sabe; enseña y perfecciona técnica, quien no intenta aprender, las aulas están llenas, Girona llega. La técnica es traspasada, objetivo conseguido. El olor de comida llena la antesala en medio del fervor de la roda de mediodía, toda la casa vibra al son del berimbao, el círculo se cierra.

IANSA desciende y nos enseña su danza, Tierra, expresión, ritmo, risas: África, Papoeira.

Ritual de formatura, nos concentramos en la sala de los Orixás, las emociones impregnan las paredes de la sala, las imágenes de los Orixás vibran con nosotros, los juegos de los nuevos formados se suceden uno detrás del otro, la casa tiembla, los que viven en el sótano salen a ver qué es lo que estremece la casa entera, el círculo les llama. El que hasta ahora solo aprendía, seguirá aprendiendo y empieza a traspasar cultura. Cambio de vida: el huevo.

El círculo se abre y se traslada a la plaza de los arcos; buenas noches!

Domingo 15, 11:30 AM. Empezamos aula con la serenidad del Mestre, los movimientos fluyen. Salimos en procesión, todos los instrumentos de la casa han salido a la calle, nos dirigimos a paso leve hacia la plaza, los instrumentos nos guían, la gente nos mira, se cierra el círculo. Esta vez la roda tiene dos vueltas, dos círculos, los balcones se llenan, las terrazas giran sus miradas hacia el espectáculo, Roda de Rúa. Nos retiramos, los berimbaos nos llevan de vuelta a casa, deshacemos el camino con alegría. Nos concentramos ante las escaleras, se produce una explosión de musicalidad, cantos, a capelas, seguimos la clase, el olor de Feijoada baja a buscarnos por las escaleras, la comida está preparada.

El evento está llegando a su fin, todo el mundo esta mezclado, la familia es mas grande, llega el percusionista!!

Bahia al son del pandeiro, sus manos, sus dedos generan arte, alucinamos! Caixa, bongo, platinela bongo bongo, intentamos aprender del mago, todo el mundo está concentrado queriendo seguir el ritmo.

El circulo se cierra por ultima vez, la casa estava esperando la presencia del mestre que llegó, la roda se vuelve fuego, todos participamos, se entonan cantos nuevos, para unos y muy conocidos para otros. Jogo jogo jogo, conversas, diálogos, nos entendemos todos. El circulo se abre.

Autora : Marta Gutierrez